Alistar

Vida:613.36 Regen. de Vida:8.5 Mana:278.84 Regen. de Mana:8.5 Daño de Ataque:61.1116 Velocidad de Ataque:0.625 Armadura:44 Resistencia Mágica:32.1 Rango:125 Veloc. de Movimiento:330
Habilidades

Pasivo: Rugido triunfal
Alistar carga su rugido al aturdir o desplazar a campeones enemigos o cuando los enemigos cercanos mueren. Cuando está cargado al máximo, se cura a sí mismo y a los campeones aliados cercanos.

Q: Pulverización
Alistar golpea con fuerza el suelo, lo que inflige daño a los enemigos cercanos y los lanza por los aires.

W: Testarazo
Alistar propina un cabezazo al objetivo, dañándolo y haciéndolo retroceder.

E: Pisotear
Alistar pisotea a las unidades enemigas cercanas, ignora la colisión con unidades y obtiene acumulaciones si daña a un campeón enemigo. Con el máximo de acumulaciones, el siguiente ataque básico de Alistar contra un campeón enemigo inflige daño mágico adicional y lo aturde.

R: Voluntad inquebrantable
Alistar profiere un gran rugido con el que elimina todos los efectos de control de adversario que le afectan y reduce el daño físico y mágico recibido mientras dura el efecto.

Pistas Aliadas

  • Usar Pulverización te ayudará a colocarte mejor para el Testarazo.

  • La velocidad de movimiento es muy importante con Alistar. Elige con cuidado las botas que vas a comprar.

  • Si usas Destello puedes coger a tu objetivo desprevenido y ponerlo en manos de tus aliados con Pulverización y Testarazo.

Pistas Oponentes

  • Alistar es tan molesto como duro. Intenta centrarte en atacantes más frágiles.

  • Ten cuidado con el combo Pulverización-Testarazo cuando estés cerca de alguna torreta.

  • Cuando Alistar usa su habilidad definitiva, es mejor retirarse y esperar a atacarlo cuando los efectos se hayan pasado.

Historia

Alistar, un poderoso guerrero con una reputación temible, busca venganza por la muerte de su clan a manos del imperio noxiano. Aunque fue esclavizado y forzado a vivir como gladiador, fue su voluntad inquebrantable lo que le impidió convertirse en una verdadera bestia. Ahora, libre de las cadenas de sus antiguos amos, lucha en nombre de los oprimidos y los desfavorecidos, y empuña su furia como un arma, igual de peligrosa que sus cuernos, puños y pezuñas.