Amumu

Vida:613.12 Regen. de Vida:9 Mana:287.2 Regen. de Mana:7.382 Daño de Ataque:53.38 Velocidad de Ataque:0.638 Armadura:33 Resistencia Mágica:32.1 Rango:125 Veloc. de Movimiento:335
Habilidades

Pasivo: Toque maldito
Los ataques básicos de Amumu aplican una Maldición a sus enemigos durante 3 s, lo que provoca que reciban un 10% de daño verdadero adicional cada vez que se les inflige daño mágico.

Q: Lanzamiento de vendas
Amumu lanza una venda adhesiva a un objetivo, causándole daño y aturdimiento mientras se acerca a él.

W: Desesperación
Abrumados por la angustia, los enemigos cercanos pierden cada segundo un porcentaje de su vida máxima y regeneran sus Maldiciones.

E: Berrinche
Reduce permanentemente el daño físico que recibe Amumu. Amumu puede desatar su furia para infligir daño a enemigos cercanos. Cada vez que recibe un golpe, el enfriamiento de Berrinche se reduce 0,5 s.

R: Maldición de la momia triste
Amumu envuelve en vendas a las unidades enemigas cercanas y les aplica su Maldición, lo cual les inflige daño y les impide atacar y moverse.

Pistas Aliadas

  • Amumu depende en gran medida de sus compañeros; procura colocarte en la calle de tus amigos para ser más eficaz.

  • La reducción de enfriamiento de Amumu es muy beneficiosa, pero suele ser difícil obtenerla mediante objetos. Emplea la mejora azul siempre que puedas para ganar reducción de enfriamiento sin perjudicar tus estadísticas.

  • Desesperación es muy útil contra los demás tanques; asegúrate de colocarte al alcance de los oponentes con más vida.

Pistas Oponentes

  • Evita apiñarte con otros aliados si Amumu tiene su habilidad definitiva disponible.

  • Los movimientos erráticos y ocultarse tras oleadas de súbditos pueden dificultar a Amumu el Lanzamiento de vendas.

  • La Desesperación de Amumu hace que la compra de objetos de vida sea una propuesta arriesgada.

Historia

Cuenta la leyenda que Amumu es un alma solitaria y melancólica de la vieja Shurima que vaga por el mundo en busca de un amigo. Condenado por una maldición ancestral, su destino es permanecer solo para siempre, pues su tacto es muerte y su cariño, la perdición. Aquellos que afirman haberlo visto lo describen como un cadáver viviente, menudo y cubierto de vendajes. Amumu ha suscitado mitos, canciones y folclore transmitidos de generación en generación, hasta tal punto que ya es imposible separar la realidad de la ficción.