Corki

Vida:518 Regen. de Vida:5.5 Mana:350.16 Regen. de Mana:7.424 Daño de Ataque:60 Velocidad de Ataque:0.638 Armadura:28 Resistencia Mágica:30 Rango:550 Veloc. de Movimiento:325
Habilidades

Pasivo: Municiones hextech
Los ataques básicos de Corki infligen un porcentaje de su daño como daño mágico en lugar de físico. Cada cierto tiempo, El Paquete llega a la base de Corki. Si lo recoge, recibe temporalmente velocidad de movimiento fuera de combate y mejora Valquiria, que se convierte en Entrega especial.

Q: Bomba de fósforo
Corki lanza una bomba luminosa a un lugar e inflige daño mágico a los enemigos cercanos. Además, este ataque revela a las unidades de la zona durante un tiempo.

W: Valquiria
Corki avanza en vuelo una corta distancia lanzando bombas y dejando tras de sí una estela de fuego, la cual inflige daño a los enemigos que permanezcan dentro.

E: Cañón de repetición
El cañón de repetición de Corki abre fuego sobre un área cónica. Los enemigos alcanzados sufren daño y pierden armadura y resistencia mágica.

R: Andanada de proyectiles
Corki dispara hacia la zona objetivo un proyectil que explota al impactar, infligiendo daño a los enemigos cercanos. Corki acumula misiles según pasa el tiempo, hasta un máximo determinado. Cada 3 proyectiles sale uno enorme que inflige daño adicional.

Pistas Aliadas

  • Bomba de fósforo se puede usar para revelar a las unidades enemigas que puedan estar ocultas en la maleza cercana.

  • Valquiria se puede usar también de forma defensiva: prueba a usarla para escapar rápidamente.

  • Corki puede seguir atacando mientras usa el Cañón de Repetición. Mejorar el Cañón de repetición es fundamental para dominar a Corki.

Pistas Oponentes

  • Cuidado con la Andanada de proyectiles de Corki. Inflige daño como salpicadura, por lo que podría darte incluso si te ocultas detrás de tus súbditos.

  • Corki es vulnerable después de usar su Valquiria o su Entrega especial, así que si las utiliza para entrar en combate, procura centrarte en él.

Historia

El piloto yordle Corki adora dos cosas por encima de todas las demás: volar y su glamuroso bigote. Aunque no necesariamente en ese orden. Tras abandonar la Ciudad de Bandle, se estableció en Piltover y se enamoró de las máquinas maravillosas que allí encontró. Se dedicó al desarrollo de artilugios voladores, liderando una fuerza de defensa aérea de veteranos experimentados conocidos como las Serpientes Aulladoras. Manteniendo la calma bajo presión, Corki patrulla los cielos de su hogar adoptivo, y nunca ha encontrado un problema que una buena andanada de proyectiles no pudiese resolver.