Diana

Vida:594 Regen. de Vida:7.5 Mana:372 Regen. de Mana:8 Daño de Ataque:53.04 Velocidad de Ataque:0.625 Armadura:31 Resistencia Mágica:32.1 Rango:150 Veloc. de Movimiento:345
Habilidades

Pasivo: Hoja lunaplata
Cada tres golpes restaura maná e inflige daño mágico adicional a enemigos cercanos. Cada lanzamiento de hechizo otorga velocidad de ataque en los 3 ataques siguientes.

Q: Impacto creciente
Diana blande su espada para liberar un rayo de energía lunar que inflige daño en un arco antes de explotar. Aflige a los enemigos que sufran la debilitación de Luz Lunar, revelando a los que no se hallen en sigilo.

W: Cascada pálida
Diana crea tres esferas que orbitan y explotan al entrar en contacto con enemigos, infligiendo daño en una zona. También obtiene un escudo temporal que absorbe daño. Si la tercera esfera explota, el escudo obtiene capacidad adicional.

E: Lluvia de luna
Diana atrae a todos los enemigos cercanos y los ralentiza. Diana obtiene velocidad de ataque de forma pasiva por cada lanzamiento de hechizo.

R: Torrente lunar
Diana corre hacia un enemigo y le inflige daño mágico. Torrente lunar no tiene enfriamiento cuando se usa para atacar a un objetivo afectado por Luz lunar.

Pistas Aliadas

  • Golpear con Impacto creciente es muy importante, pero no temas errar. El enfriamiento es corto y el coste de maná es bajo.

  • Prevé cuándo lanzar Torrente lunar sin Luz lunar y cuándo esperar a golpear de nuevo con Impacto creciente.

  • Utiliza Lluvia de luna y Torrente lunar para permanecer cerca de los objetivos y activar Hoja lunaplata para infligir daño adicional.

Pistas Oponentes

  • Esquiva Impacto creciente, o muévete a un lugar seguro si estás afectado por Luz Lunar.

  • Cascada pálida sólo dura unos segundos. Evita a Diana y enfréntate a ella después de que desaparezca el escudo.

  • Diana puede ser muy agresiva si utiliza Torrente lunar sin Luz lunar, pero puedes castigarla ralentizándola o aturdiéndola cuando no tenga ocasión de retroceder.

Historia

Portadora de una espada en forma de media luna, Diana es una guerrera de los Lunari, una fe rechazada en casi todas las tierras a los pies del Monte Targon. Ataviada con una armadura reluciente del color de la nieve en una noche de invierno, es la personificación del poder de la luna plateada. Imbuida de la esencia de una presencia de más allá de la elevada cima de Targon, Diana ya no es humana en su totalidad y lucha por entender su poder y propósito en este mundo.