Jarvan IV

Vida:571.2 Regen. de Vida:8 Mana:302.2 Regen. de Mana:6.756 Daño de Ataque:64 Velocidad de Ataque:0.658 Armadura:34 Resistencia Mágica:32.1 Rango:175 Veloc. de Movimiento:340
Habilidades

Pasivo: Cadencia marcial
El ataque básico inicial de Jarvan IV inflige al objetivo daño físico adicional. Este efecto no puede repetirse sobre el mismo objetivo hasta pasado un breve periodo de tiempo.

Q: Golpe del dragón
Jarvan IV proyecta su lanza ante sí, causando daño físico y mermando la armadura a los enemigos que se encuentre en su camino. Además, de este modo Jarvan se lanzará hacia su Estandarte demaciano, derribando a los enemigos que se encuentren en su camino.

W: Protección áurea
Jarvan IV invoca a los antiguos reyes de Demacia para que le protejan de todo posible daño y ralenticen a los enemigos que le rodeen.

E: Estandarte demaciano
Jarvan IV representa el orgullo de Demacia y goza, de forma pasiva, de una bonificación de velocidad de ataque. Al activar Estandarte demaciano, Jarvan IV puede colocar una bandera de Demacia que inflige daño mágico al impactar y otorga velocidad de ataque a los campeones aliados cercanos.

R: Cataclismo
Jarvan IV salta heroicamente al combate cayendo sobre un objetivo, con tal fuerza que levanta la tierra a su alrededor para delimitar una zona de lucha. Los enemigos cercanos reciben daño en el momento del impacto.

Pistas Aliadas

  • Puedes utilizar el combo Estandarte demaciano / Golpe del dragón para salir de tus propias arenas de Cataclismo.

  • Reparte tus ataques básicos entre diferentes campeones al principio de los combates para maximizar el daño.

  • Si te preocupa saber por dónde vienen los enemigos, usa Estandarte demaciano como herramienta de exploración.

Pistas Oponentes

  • Aléjate de la línea entre Jarvan IV y su Estandarte demaciano para evitar que te derriben.

  • El terreno de Cataclismo es una fuerza temible contra la que luchar, pero las habilidades de movimiento pueden ayudarte a escapar.

Historia

El príncipe Jarvan, descendiente de la dinastía Escudo de Luz, es heredero al trono de Demacia. Criado para ser ejemplo de las mayores virtudes de su nación, se ve obligado a equilibrar las grandes expectativas que se le imponen con su propio deseo de luchar en el frente. Jarvan sirve de inspiración a sus tropas gracias a su imponente valor y abnegada determinación, vistiendo los colores de su familia con orgullo como prueba irrefutable de su capacidad de liderazgo.