Kayle

Vida:586 Regen. de Vida:8.5 Mana:375 Regen. de Mana:8 Daño de Ataque:51 Velocidad de Ataque:0.638 Armadura:26.88 Resistencia Mágica:30 Rango:125 Veloc. de Movimiento:335
Habilidades

Pasivo: Fervor sagrado
Cuando Kayle ataca a un campeón, este pierde un 3% de armadura y de resistencia mágica durante 5 s. Este efecto se puede acumular hasta 5 veces.

Q: Ráfaga justiciera
Impacta contra una unidad enemiga con angélica fuerza, causando daño, ralentizando su movimiento y aplicando Fervor sagrado.

W: Bendición divina
Bendice a un campeón aliado, que aumenta su velocidad de movimiento y se cura.

E: Furia justiciera
Pasiva: Otorga a Kayle daño mágico al golpear. Activa: Inflama la espada de Kayle con una llama sagrada que concede ataques a distancia que dañan a múltiples enemigos e infligen daño mágico adicional.

R: Intervención
Protege a Kayle o a un aliado un breve tiempo, haciéndoles inmunes al daño.

Pistas Aliadas

  • Usar Intervención en un aliado que inflija mucho daño puede hacer que el combate se decante a tu favor, al permitirle que ataque impunemente.

  • Kayle puede causar mucho daño o apoyar a sus aliados, dependiendo de los objetos que compre.

  • Kayle se beneficia enormemente del daño de ataque y el poder de habilidad, con lo que los objetos híbridos como Diente de Nashor o Fuerza de trinidad resultan muy eficaces en ella.

  • Si quieres apoyar a tus aliados, hay objetos como el Medallón de los Solari de Hierro que pueden ayudarte a hacerlo.

Pistas Oponentes

  • Intervención sólo ofrece a Kayle o a sus aliados inmunidad al daño. Los aturdimientos y las ralentizaciones seguirán siendo efectivas, así que si se pasan de imprudentes, atrápalos.

  • Kayle suele ser un objetivo frágil. Cuando veas su definitiva activa en uno de sus aliados, atácala a ella.

  • Fíjate en qué objetos está construyendo Kayle para determinar qué rol está desempeñando en esa partida.

Historia

Una gran heroína y la más fuerte entre los suyos, Kayle es una guerrera angelical dedicada a purgar a aquellos que no son aptos para la redención. Después de que el conflicto dividiese a su gente, se hizo con la armadura encantada y la espada ardiente en el nombre del orden, renegando de su propia carne durante el proceso. Cuando Kayle desciende sobre el campo de batalla, la justicia que imparte es rápida, ya que nadie puede escapar de la luz divina y la furia justiciera.