Kayn

Vida:585 Regen. de Vida:8 Mana:410 Regen. de Mana:11.5 Daño de Ataque:68 Velocidad de Ataque:0.625 Armadura:38 Resistencia Mágica:32.1 Rango:175 Veloc. de Movimiento:340
Habilidades

Pasivo: La guadaña de los oscuros
Kayn es portador de un arma muy antigua y lucha contra Rhaast, el oscuro que alberga, en un tira y afloja por hacerse con el control. O Rhaast el oscuro triunfará o Kayn conseguirá dominarlo y se convertirá en el Asesino de las sombras.

Oscuro: Se cura un porcentaje del daño de hechizos infligido a campeones.

Asesino de las sombras: Inflige daño adicional durante los primeros segundos en combate contra campeones enemigos.

Q: Corte de guadaña
Kayn se desliza y luego ataca. Ambas acciones infligen daño.

W: Golpe de hoja
Kayn daña y ralentiza a los objetivos en una línea.

E: Pasos de sombra
Kayn puede atravesar obstáculos de terreno.

R: Invasión sombría
Kayn se oculta en el cuerpo de un enemigo e inflige un daño enorme al abandonarlo.

Pistas Aliadas

  • Fíjate en la composición de tu equipo y del equipo enemigo a la hora de escoger tu forma.

  • Recuerda que los enemigos cercanos pueden ver en qué muro te encuentras.

Pistas Oponentes

  • Invasión sombría requiere que Kayn inflija daño a un objetivo antes. Intenta esquivar Golpe de hoja para negarle un uso a larga distancia de Invasión sombría.

  • Cuando Kayn esté en un obstáculo cercano a ti, podrás ver una indicación visual al borde del obstáculo en el que se encuentra.

  • Inflígele daño a Kayn mientras esté en Pasos de sombra para acortar su duración o lánzale efectos de control de adversario potentes (aturdir, hechizar, etc.) para interrumpir Pasos de sombra de inmediato.

Historia

Shieda Kayn, un practicante sin par de la mortífera magia sombría, lucha por alcanzar su verdadero destino: llegar a guiar algún día a la Orden de la Sombra hacia una nueva era de supremacía jonia. Empuña la oscura arma viviente Rhaast, impasible ante la progresiva corrupción de su cuerpo y su mente. Solo hay dos desenlaces posibles: o bien Kayn somete al arma a su voluntad... o bien la malévola hoja lo consume por completo, allanando el camino hacia la destrucción de toda Runaterra.