Miss Fortune

Vida:541 Regen. de Vida:3.75 Mana:325.84 Regen. de Mana:8.042 Daño de Ataque:50 Velocidad de Ataque:0.656 Armadura:28 Resistencia Mágica:30 Rango:550 Veloc. de Movimiento:325
Habilidades

Pasivo: Cachete
Miss Fortune inflige daño físico adicional cada vez que ataca a un nuevo objetivo.

Q: Redoble
Miss Fortune dispara una bala a un enemigo que daña a este y a un objetivo que esté detrás. Ambos golpes pueden aplicar los efectos de Cachete.

W: Alarde
Si no la atacan, Miss Fortune recibe velocidad de movimiento de forma pasiva. Esta habilidad puede activarse para aumentar la velocidad de ataque durante un breve periodo de tiempo. Mientras está en enfriamiento, Cachete reduce el enfriamiento restante de Alarde.

E: Que llueva
Miss Fortune revela una zona con una lluvia de balas, infligiendo oleadas de daño a los oponentes y ralentizándolos.

R: Lluvia de balas
Miss Fortune canaliza una lluvia de balas en un cono frente a ella, infligiendo una gran cantidad de daño a los enemigos. Cada oleada de Lluvia de balas puede asestar impactos críticos.

Pistas Aliadas

  • Miss Fortune aumenta su velocidad si no ha recibido daño recientemente. Procura que no te golpeen para moverte muy rápido.

  • Utiliza Redoble en el súbdito enemigo más alejado si los campeones enemigos se ocultan detrás: les rebotará y les infligirá mucho daño.

  • Asegúrate de usar Cachete mientras Alarde está en enfriamiento para maximizar la disponibilidad de la activa.

Pistas Oponentes

  • La mejora de velocidad de Miss Fortune desaparece si un enemigo le provoca daño.

  • Miss Fortune es fácil de matar si puedes alcanzarla. Dale prioridad a ella en los combates en equipo.

Historia

Sarah Fortune se cuenta sin duda entre los capitanes más conocidos de Aguas Estancadas y es tan célebre por su apariencia como temida por su ferocidad. Por eso despunta entre los criminales más peligrosos de esta ciudad portuaria. De niña, presenció cómo Gangplank, el rey de los piratas, asesinaba a su familia, una situación de la que se vengó salvajemente años después al hacer saltar por los aires su buque insignia con él a bordo. Todo aquel que la subestime se enfrentará a un oponente seductor e impredecible... y, seguramente, se lleve un par de agujeros de bala de regalo.