Sona

Vida:482.36 Regen. de Vida:5.5 Mana:340.6 Regen. de Mana:11.5 Daño de Ataque:49 Velocidad de Ataque:0.644 Armadura:28 Resistencia Mágica:30 Rango:550 Veloc. de Movimiento:325
Habilidades

Pasivo: Energía acorde
Después de lanzar 3 hechizos, el siguiente ataque de Sona infligirá daño mágico adicional, además de un efecto adicional que dependerá de la última canción activada por Sona.

Q: Himno del valor
Sona toca el Himno del valor, que lanza rayos sónicos que infligen daño mágico a dos enemigos cercanos (prioriza a campeones y monstruos). Además, obtiene un aura temporal que aumenta el daño causado por los aliados situados en la zona en su siguiente ataque contra enemigos.

W: Aria de la perseverancia
Sona toca el Aria de la perseverancia y sus melodías protectoras la curan tanto a ella como a un aliado herido cercano. Además, obtiene un aura temporal que otorga a los aliados dentro de la zona un escudo temporal.

E: Canción de la celeridad
Sona toca la Canción de la celeridad, que otorga a los aliados cercanos velocidad de movimiento adicional. Además, obtiene un aura temporal que otorga velocidad de movimiento adicional a los campeones aliados dentro de la zona.

R: Crescendo
Sona toca su acorde definitivo, que además de aturdir a los campeones enemigos y obligarlos a bailar, les inflige daño mágico. El enfriamiento básico de las habilidades básicas de Sona se reduce con cada nivel.

Pistas Aliadas

  • Ayuda a tus aliados con las auras de Sona mientras estén activas, pero no te dejes alcanzar por los enemigos.

  • Reserva Crescendo para el momento crucial de la partida.

  • Si aprendes a usar Aria de la perseverancia en los momentos apropiados mejorará mucho tu capacidad de supervivencia.

Pistas Oponentes

  • Dispersaos cuando veáis a Sona para que no pueda hacer bailar a todo el equipo.

  • Mata a Sona primero, ya que es capaz de curar a su equipo.

Historia

Sona es la artista más virtuosa de Demacia con el etwahl de cuerda y solo se comunica a través de sus elegantes acordes y vibrantes melodías. Esta refinada actitud le ha hecho ganarse el favor de la alta sociedad, aunque los hay que sospechan que sus fascinantes notas emanan auténtica magia, un tabú en la cultura demaciana. Silenciosa para los extraños pero comprendida por sus íntimos, Sona puntea sus armonías con el objetivo de curar a sus aliados heridos y acabar con enemigos confiados.