Zac

Vida:615 Regen. de Vida:8 Mana:0 Regen. de Mana:0 Daño de Ataque:60 Velocidad de Ataque:0.638 Armadura:33 Resistencia Mágica:32 Rango:175 Veloc. de Movimiento:340
Habilidades

Pasivo: División celular
Cada vez que Zac alcanza a un enemigo con una habilidad, pierde un trozo de sí mismo que puede reabsorberse para recuperar vida. Al recibir un golpe letal, Zac se divide en cuatro partículas que intentan recombinarse. Si alguna de las partículas perdura, revivirá con una cantidad de vida según la vida de las células restantes. Cada partícula tiene un porcentaje de la vida máxima, de la armadura y de la resistencia mágica de Zac. Esta habilidad tiene un enfriamiento de 5 minutos.

Q: Manos locas
Zac estira el brazo y agarra a un enemigo. Si ataca a un enemigo diferente, lanzará a cada objetivo contra el otro.

W: Materia inestable
El cuerpo de Zac entra en erupción, e inflige daño a los enemigos cercanos.

E: Honda elástica
Zac pega los brazos al suelo y se estira hacia atrás para lanzarse hacia delante.

R: ¡Rebotemos!
Zac se convierte en un charco, de forma que se vuelve inmune al control de adversario y ralentiza a los enemigos que se encuentren encima de él. Cuando pega un salto, absorbe a los enemigos que se encuentran encima y se los lleva a cuestas.

Pistas Aliadas

  • Recoger las partículas de materia es muy importante para mantenerse con vida.

  • Cuando esté lista la División celular, intenta morir en una posición en la que sea difícil para el enemigo acabar con tus partículas.

  • Si se carga la Honda elástica en la Niebla de guerra, los rivales tendrán menos tiempo de reacción.

Pistas Oponentes

  • Zac se cura con la materia que se desprende de él. Puedes triturar los fragmentos de materia pisándolos.

  • Acaba con todas las partículas de Zac cuando se divida para evitar que se reforme.

  • Los silencios, los aturdimientos y las inmovilizaciones interrumpirán la carga de Honda elástica de Zac.

Historia

Zac es el resultado de un vertido tóxico que recorría una veta tecnoquímica y fue a parar a una profunda caverna apartada en el sumidero de Zaun. A pesar de sus humildes orígenes, Zac ha pasado de ser un flujo primitivo a un ser pensante que habita en las cañerías de la ciudad y que, de vez en cuando, abandona su morada para ayudar a los más desvalidos o reconstruir las infraestructuras destruidas de Zaun.