Zoe

Vida:560 Regen. de Vida:6.5 Mana:425 Regen. de Mana:8 Daño de Ataque:58 Velocidad de Ataque:0.625 Armadura:20.8 Resistencia Mágica:30 Rango:550 Veloc. de Movimiento:340
Habilidades

Pasivo: ¡Más chispas!
Tras lanzar un hechizo, el siguiente ataque básico de Zoe inflige daño mágico adicional.

Q: Pádel estelar
Zoe dispara un misil que puede redirigir en el aire. Inflige más daño cuanta más distancia haya recorrido en línea recta.

W: Ladrona de hechizos
Zoe puede recoger los restos de los hechizos de invocador enemigos y las activas de los objetos y lanzarlos ella misma una vez. Cuando lanza un hechizo de invocador, consigue 3 misiles que dispara al objetivo más cercano.

E: Burbuja somnífera
Deja al objetivo aletargado y hace que se duerma. El daño del primer ataque que despierte al objetivo se duplica, hasta cierto límite.

R: Salto dimensional
Zoe se traslada a una ubicación cercana durante 1 s. Después vuelve al punto inicial.

Pistas Aliadas

  • Pádel estelar inflige más daño cuanto más distancia haya recorrido. Lanzadlo detrás de vosotros antes de redirigirlo para infligir más daño.

  • Romped el efecto de dormido con vuestra habilidad de más daño, ya que los enemigos dormidos reciben el doble de daño.

  • Burbuja somnífera recorre más distancia por encima de los muros. Lanzadla desde un punto estratégico para conseguir un asesinato desde la distancia.

Pistas Oponentes

  • Pádel estelar de Zoe inflige más daño cuanto más distancia haya recorrido.

  • Zoe tiene que volver a su punto inicial tras lanzar Salto dimensional, lo que la hace vulnerable a un contraataque.

  • Burbuja somnífera recorre más distancia por encima de los muros. Evitad que Zoe entre en la niebla de guerra para impedir que prepare el hechizo.

Historia

Como personificación de la travesura, de la imaginación y del cambio, Zoe es la mensajera cósmica de Targon y anuncia acontecimientos importantes que remodelan mundos. Su mera presencia distorsiona las matemáticas arcanas que gobiernan las realidades y a veces provoca cataclismos sin intención ni malicia. Puede que eso explique el aire de indiferencia con el que Zoe aborda sus responsabilidades, lo que le da el tiempo suficiente para dedicarse a jugar, a gastar bromas a los mortales o, simplemente, a divertirse. Un encuentro con Zoe puede ser dichoso y alentador, pero siempre implica más de lo que parece y suele resultar extremadamente peligroso.