Galio

Vida:562 Regen. de Vida:8 Mana:500 Regen. de Mana:9.335 Daño de Ataque:59 Velocidad de Ataque:0.625 Armadura:24 Resistencia Mágica:32 Rango:150 Veloc. de Movimiento:335
Habilidades

Pasivo: Aplastamiento colosal
Cada pocos segundos, el siguiente ataque básico de Galio inflige daño mágico adicional en un área. El enfriamiento de Aplastamiento colosal se reduce cuando los hechizos de Galio golpean a un campeón.

Q: Vientos de guerra
Galio lanza dos remolinos de viento que se unen y convierten en un tornado grande.

W: Escudo de Durand
Galio carga en posición defensiva y se mueve lentamente. Tras liberar la carga, Galio provocará y dañará a los enemigos cercanos.

E: Puñetazo justiciero
Galio toma impulso con un pequeño paso hacia atrás para luego cargar hacia delante y aturdir al primer enemigo que se encuentre en su camino.

R: Entrada heroica
Galio reduce el daño que recibe un aliado. Tras un breve lapso de tiempo, Galio aterriza en la ubicación original del aliado y aturde a los enemigos cercanos.

Pistas Aliadas

  • Puedes lanzar el Escudo de Durand incluso bajo los efectos de control de adversario.

  • Puedes usar los iconos de los aliados en el minimapa para lanzar Entrada heroica.

  • Puedes usar el paso hacia atrás de Puñetazo justiciero para esquivar los hechizos enemigos.

Pistas Oponentes

  • Galio se mueve más lentamente cuando está cargando el Escudo de Durand.

  • Entrada heroica puede interrumpirse antes de que Galio salte en el aire.

  • Galio no puede atravesar muros con Puñetazo justiciero.

Historia

Fuera de la reluciente ciudad de Demacia, el coloso de piedra Galio se mantiene vigilante. Construido como un baluarte contra los magos enemigos, suele permanecer inmóvil durante décadas hasta que la presencia de magia poderosa lo vuelve a traer a la vida. Una vez activado, Galio aprovecha al máximo su tiempo, y saborea el placer del combate y el raro honor de defender a sus compatriotas. Pero estos triunfos siempre son agridulces, ya que la magia que destruye también es su fuente de reanimación, y cada victoria lo vuelve a dormir.