Warwick

Vida:550 Regen. de Vida:4 Mana:280 Regen. de Mana:7.466 Daño de Ataque:63 Velocidad de Ataque:0.638 Armadura:33 Resistencia Mágica:32.1 Rango:125 Veloc. de Movimiento:335
Habilidades

Pasivo: Sed insaciable
Los ataques básicos de Warwick infligen daño mágico adicional. Si Warwick tiene menos de la mitad de vida, se cura en una proporción equivalente al daño adicional infligido. Si tiene menos del 25% de vida, se cura el triple.

Q: Las fauces de la bestia
Warwick arremete y muerde a su objetivo, lo que le inflige daño en función de la vida máxima del objetivo y cura a Warwick el equivalente al daño infligido.

W: Caza sanguinaria
Warwick huele a los enemigos que tienen menos de la mitad de vida, lo que le proporciona velocidad de movimiento y de ataque contra ellos. Cuando tienen menos del 20% de vida, entra en frenesí y dichas mejoras se triplican.

E: Aullido primigenio
Warwick reduce el daño que recibe durante 2,5 s. Al final del ataque, o si se reactiva, aúlla, lo que provoca que los enemigos cercanos huyan durante 1 s.

R: Presión infinita
Warwick salta en una dirección (cuyo alcance progresa con su velocidad de movimiento adicional), lo que suprime al primer campeón contra el que choque durante 1,5 s.

Pistas Aliadas

  • Sigue los rastros de Caza sanguinaria hasta los campeones enemigos con poca vida.

  • El alcance de Presión infinita (R) aumenta con la velocidad de movimiento que obtengas, incluso la que otorgan las mejoras de los aliados o los hechizos de invocador.

  • Las fauces de la bestia (Q) harán que siga a los enemigos que corran, se deslicen o teleporten si mantienes el botón pulsado.

Pistas Oponentes

  • Los ataques básicos de Warwick lo curan cuando tiene poca vida. Reservad todas vuestras debilitaciones para acabar con él.

  • Warwick gana poder contra los enemigos que tienen poca vida. Conservad vuestra vida para mantenerlo a raya.

  • El alcance de lanzamiento de la definitiva de Warwick progresa con su velocidad de movimiento.

Historia

Warwick es un monstruo que acecha en los oscuros callejones de Zaun. Transformado por atroces experimentos, su cuerpo está fusionado con un complejo sistema de cámaras y bombas, una maquinaria que llena sus venas de furia alquímica. Saltando desde las sombras, caza a los criminales que siembran el terror en las profundidades de la ciudad. Warwick se siente atraído por la sangre y puede volverse loco al olerla. Nadie que la derrame podrá huir de él.